Contenidos

Objetivos

La gestión automatizada de la bibliografía es otro de los servicios útiles que LaTeX puede prestar. En esencia se trata de lo siguiente: supongamos que estoy escribiendo (o pensando en escribir), mi tesis, un libro o un artículo; durante ese proceso cada vez que me encuentro con un objeto bibliográfico (libro, artículo, tesis,...) que tal vez pudiera serme de utilidad en un futuro, para citarlo, o simplemente para saber que existe, o que lo consulté y realicé comentarios personales... le hago una ficha con esos datos y la voy guardando en una base de datos de bibliografía.

Además a cada uno de tales posibles referencias bibliográficas les voy poniendo una etiqueta o alias breve que lo identifique y que a mi me resulte sugerente para recordar de que obra se trata. Y eso es todo. Además esa base de datos me sirve para este trabajo y para los que en un futuro pueda hacer (eventualmente incorporando nuevos objetos a la misma base de datos).

Cuando esté escribiendo mi trabajo y necesite hacer una cita (\cite) de ese objeto, me limito a decirle a LaTeX, quiero citar "aquí" el objeto identificado por su etiqueta y que lo incluya en la lista de la bibliografía ordenada con los datos precisos, y el formato de los mismos que proceda de acuerdo con el estilo de bibliografía que, por ahora, he decidido utilizar. Ah, y si algo quiero que aparezca en la bibliografía aunque no haya sido citado explícitamente en mitad del texto se lo digo también.

Esa es mi tarea: concentrarme en el contenido. LaTeX se ocupa de extraer, de la base de datos que le he indicado, los objetos que han sido citados, de ordenarlos alfabéticamente, de poner las itálicas o versalitas de acuerdo con el estilo de bibliografía que le he indicado, de hacer hiperenlaces desde mitad del texto a la posición del objeto en la lista bibliográfica final y de volver desde ese lugar al sitio por que estaba yo leyendo... Y además sin olvidos ni errores, por su parte.

Normalmente la lista bibliográfica aparece al final del documento ordenada alfabéticamente, pero se puede hacer también por capítulos. Los diferentes ítems de la lista pueden aparecer bien numerados, bien con una sigla alfanumérica e incluso sólo con una sangría inversa. Cuando en el texto se cita un artículo, un libro, etc. de la lista, la forma de hacerlo depende del formato que tenga dicha lista pudiendo aparecer en el texto principal sea un número, una etiqueta alfanumérica o el autor y el año.

 

 

www.latex.um.es